Iglesia y Convento de la Preciosa Sangre


Ubicada en la calle Compañía 2226 la iglesia presenta un pórtico con columnas corintias y dos torres. A partir de 1875, el arquitecto Eusebio Chelli trabajó en la construcción de la Iglesia, el convento y los edificios aledaños, en los terrenos de la Congregación de la Preciosa Sangre.


Originalmente, el trazado del convento comprendía los terrenos que actualmente ocupa la Plaza Brasil. Una vez que Chelli murió lo sucede Ignacio Cremonesi que termina las obras en 1905.


Las religiosas de la Preciosa Sangre existen en Chile desde 1890 con la guía de la Madre Magdalena Guerrero Larraín y están bajo la inspiración de san Gaspar del Búfalo, apóstol y fundador de la Congregación Misioneros de la Preciosa Sangre de Roma. Se han consagrado al cuidado, la educación y la protección de las madres solteras, tienen bajo su administración la Clínica santa Cecilia, así como el colegio santa Cecilia.